¿Cómo afecta la falta maternaje a nuestra maternidad?

La reputada escritora y terapeuta argentina, Laura Gutman, se ha convertido en una de las autoras de referencia mundial en el ámbito de estudio de la infancia y las consecuencias del desamparo materno.

En su libro “Adicciones y violencias invisibles” (2012), habla de cómo la ausencia de maternaje, que define como la “falta de calidad de atención, calidez, amor, abrazos, altruismo, paciencia, comprensión, leche, cuerpo, mirada y sostén…recibidos” por un bebe desde el nacimiento y durante toda su infancia, pueden generar cuatro posibles tipos de dinámicas violentas. Estás, según la autora, no son más que mecanismos de supervivencia que desde pequeños ponemos en marcha y que, como adultos, mantenemos inconscientemente, fruto de una necesidad insatisfecha, siempre que hayamos vivido experiencias de desamparo y soledad por una ausencia de maternaje. Sentimos que no estamos satisfechos, que estamos vacios, hambrientos de algo que nos falta, pero que no distinguimos que es y que provoca en nosotros ciertas formas de violencia, pasivas, activas, concretas o sutiles:

  1. Violencia hacia afuera (destruyo al otro),
  2. Violencia pasiva (víctimas),
  3. Violencia hacia dentro (me autodestruyo: enfermedades, debilidad…),
  4. Devorarlo todo (adicciones).

 Según comenta, casi todos estamos incluidos en alguno de estos sistemas, en mayor o menor medida.

 El problema es que si quieres Ser Mamá y no has recibido suficiente maternaje y atención, no podrás ofrecer lo que no tienes o no has recibido a tu bebe, a no ser que saques a la luz y desactives dichos mecanismos inconscientes.

Y más importante aún, creo firmemente que muchos de nuestros comportamientos, emociones y creencias inconscientes, resultado de las cuatro dinámicas violentas arriba señaladas, pueden estar condicionando o bloqueando inconscientemente nuestra maternidad…las adicciones a la comida, bebida, tabaco, café, trabajo, consumismo…los miedos a repetir comportamientos recibidos en la infancia, a no ser buena madre… el victimismo y la somatización que pueden acabar provocandonos enfermedades… son buenos ejemplos de ello.

 La buena noticia es que siempre estamos a tiempo de cambiar y de aprender a reprogramar nuestro cerebro, modificando nuestras creencias y comportamientos y aprendiendo a gestionar las emociones que nos están impidiendo Ser Mamá.

Descubre cómo podemos ayudarte haciendo click en el siguiente enlace.

 

 

2 pensamientos sobre “¿Cómo afecta la falta maternaje a nuestra maternidad?”

  1. He estado explorando un poco por artículos de alta calidad o entradas en blogs sobre estos temas. Explorando en Google por fin encontré este blog. Con lectura de esta post, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este sitio web y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *