Visualizaciones e Hipnosis, ¿Me pueden ayudar?

A pesar de los malos entendidos divulgados por los magos de teatro, que hacen uso de técnicas hipnóticas, mezclándolas con trucos de magia, la hipnosis ha estado presente, desde siempre, en las universidades de medicina y en muchos hospitales y clínicas de todo el mundo.

En estado de trance, contrariamente a la imagen que tenemos de la hipnosis, las personas no pierden la conciencia, no son sometidas o dirigidas, ni pierden el control sobre sus actos. Mediante la hipnosis no es posible “manipular”, “reprogramar”, acceder a partes inconscientes oscuras o hacer aflorar recuerdos traumáticos acontecidos, en mayor medida de lo que lograríamos en cualquier conversación habitual.

En realidad el trance es un estado natural que todos experimentamos durante ensoñaciones diurnas, o cuando meditamos, y que facilita el acceso intuitivo a sueños, símbolos y otras manifestaciones inconscientes. En este estado de focalización de la atención consciente, se produce una disociación momentánea que permite acceder a nuestras habilidades inconscientes, aunque éstas sean consideradas habitualmente inaccesibles. De este modo, conectamos con nuestra voz interior y accedemos a lo que Erickson denominaba “aprendizaje inconsciente”.

Lo interesante de la hipnosis es que las últimas investigaciones con neuroimagenes han demostrado que los sucesos y acciones que experimentamos en estado de trance son percibidos por nuestros circuitos neuronales como reales. Así, la visualizaciones y trances hipnóticos crean en nuestro cerebro una “huella neuronal”, es decir, un recuerdo de haber vivido esta experiencia. Conscientemente sabemos que no ha sido así, pero nuestro inconsciente no notará la diferencia….lo que ¡LA HARÁ POSIBLE  MÁS FÁCIL Y RÁPIDAMENTE!

Cuanto más logremos acceder a nuestro inconsciente, más huellas neuronales generaremos, o más profundas, y más efectivos serán los cambios que experimentaremos.

Ahora bien, la hipnosis, es efectiva para promover cambios psicológicos o de comportamiento, pero ¿puede favorecer también cambios a físicos?

Como ya anticipábamos al principio de este post, la hipnosis médica se utiliza en numerosos hospitales y clínicas de todo el mundo y se estudia en la mayoría de las universidades de medicina en el ámbito sajón. En Bélgica y en Francia se emplea a menudo, si el paciente lo desea, como anestesia psíquica o como coadyuvante de la anestesia química.

En España se está utilizando en la Unidad del Dolor del Hospital Universitario de Tarragona (tratamientos de fibromialgía con autohipnosis), en la Unidad del Sueño de la Clínica Rubber de Madrid, y en Oncología, por un grupo de voluntarios, en el Hospital la Paz de Madrid.

Existen muchos estudios acerca de su eficacia, pero, en la actualidad, el estudio más exhaustivo ha sido realizado por la Clínica Mayo, una de las más importantes organizaciones clínico-sanitarias de Estados Unidos. En este estudio, “Hypnosis in Contemporary Medicine”, publicado en el año 2005, apoyándose en estudios publicados en las revistas Nature, Science, Oncology, todas ellas revistas médicas de alto prestigio, se establece una larga lista de condiciones y 19 patologías médicas en las que se ha demostrado la eficacia de la hipnosis y para las que se recomienda su uso (Alergia, Anestesia para alivio del dolor, Anestesia para cirugía, Dermatología, Gastroenterología, Recuperación postoperatoria, Hematología, Hipertensión, Neurología, Obesidad, Obstetricia, Oncología, Otorrinolaringología, Neumología, Reumatología, Fibromialgia, Cirugía y Urología).

Los resultados son claros y sus efectos, muy reales. ¿Te animas a vivir esta experiencia?

Descárgate la visualización guiada “Conecta con tu Maternidad” y deja que tu cuerpo y tu mente experimenten con la sensación de la maternidad.

Como dijo Henry Ford “Si crees que puedes, tienes razón, si crees que no puedes, tienes razón.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *